May 06 2008

Praxeología y filosofías de la praxis

Publicado por el Administrador a las 7:47 am en General

Habermas critica a las filosofías de la praxis de origen marxista de ser, en último término, filosofías de la subjetividad, pues la praxis de la que hablan no sería otra cosa que la proyección externa de un sujeto que cambia el mundo mediante su actividad laboral y política. Que esto sea o no cierto, es una discusión que atañe a las filosofías de la praxis, y no a la perspectiva praxeológica. Por eso constituye un salto un tanto gratuito simplemente trasladar esa acusación de Habermas a la praxeología.

La praxeología no entiende la praxis como una proyección ad extra de un sujeto, sino todo lo contrario: la praxis es un conjunto de actos, y los actos constituyen el punto de partida del filosofar. Estos actos no son vistos como predicados de un sujeto que subyace por detrás de ellos, y que se proyecta en ellos, sino que son tomados simplemente por sí mismos. Lo que sea la persona, se ha de pensar desde esos actos, y no al revés. La praxeología habla de persona, y no de sujeto, precisamente porque entiende que lo más personal de la persona se ha de buscar en los actos mismos, y no en un soporte anterior a ellos. Los actos son el punto de partida de la filosofía, en un sentido fenomenológico radical.

Desde este punto de vista, criticar el presunto “subjetivismo” de las filosofías de la praxis (incluyendo en ellas a la praxeología) a partir de la “intersubjetividad lingüísticamente mediada” de la que hablan Apel y Habermas, no es un gran avance. Ambas perspectivas, la subjetiva y la intersubjetiva, siguen ancladas en la subjetividad. Los actos se piensan a partir de estructuras anteriores a ellos, como una simple proyección “hacia afuera” de las mismas. No importan mucho, en cualquiera de los casos, que la subjetividad se sustituya por intersubjetividad. El paradigma de un sujeto anterior a los actos no se abandona en ninguno de los casos.

En realidad, los actos no son ni subjetivos ni objetivos. El drama de la filosofía moderna es haber querido situarlos en uno de los dos ámbitos. Precisamente los actos constituyen un momento radical de imbricación entre el ser humano y el mundo que no se deja situar en los conceptos clásicos de la filosofía moderna. La praxeología, en este sentido, se sitúa decididamente en un ámbito filosófico post-moderno.

Un comentario

Un comentario en “Praxeología y filosofías de la praxis”

  1. William Batallasel 26 Jan 2009 a las 2:29 pm

    El hombre es pensamiento-acción-reacción-intersubjetividad, interna externa o externa interna, a la vez, simulatenamente, lo que determina su praxis o accionar permanente en su relación sujeto-medio: natural, social, económico, político, cultural, antropológico, entre otros, o medio-sujeto. Por lo tanto no podemos armar inhancias, fraxionamientos y simplificaciones, so pena de caer en la disociación de individuo-especie-sociedad-naturaleza que no llevaría a una simplificación reductora que genera contradicción permanente por aceptar ciertos absolutismos.